Other

De Caracas al Zulia en cola: 670km en Autostop

15:06

Hola personas de internet

Si me siguen en twitter sabrán de que se trata esta entrada, 
Ya saben, vivo en Venezuela y la crisis económica-social-política-existencial causa colapsos en ciertas áreas, el transporte es una de esas áreas. Como saben también, soy una profesional que responde a un horario, responsabilidades laborales y compromisos que no dejaría tirados solo porque sí. Este año mi fecha para librar los días festivos era el 22 de Diciembre. Lo típico, del 22 en adelante la compañía daba días libres a los miembros del equipo y podíamos irnos a nuestros hogares paternales a pasar festividades con nuestras familias o de vacaciones. Yo debía ir con mi familia que están en el Zulia, a 670 km aproximadamente desde la ciudad donde me encuentro actualmente como residente.

Pero, habían 2 temas que me afectaban a mi en especifico para poder realizar ese viaje:
1.- No habían pasajes: De ningún tipo, de avión, de autobús, en nada. No habían pasajes hacia más de 3 semanas atrás. Mucho antes de saber la fecha de librar para festividades. Ya no habían y las empresas de transporte terrestre solo vendían boletos del día. Es decir, de hoy, para hoy.
2.- Efectivo: En este país el dinero en efectivo es un problema debido a que los ATM solo dan 15.000bsF y el costo promedio de un pasaje para esa fecha eran de 200.000bsF.

No me suelen tomar por sorpresa las cosas, tenia esto en mente y me había preparado reuniendo efectivo poco a poco pero un problema: tuve que hacer otro viaje imprevisto y adiós fondos para viajar en festividades. Okay -me dije- no hay problema, todo estará bien, tengo dos semanas para reunir efectivo de nuevo. Si no, nada que hacer, iré después de la fecha de navidad. Como la vida esta llena vueltas ninguna de estas opciones funciono.

Primero, no pude conseguir efectivo en absolutamente ningún lugar. En ningún sitio, ni si quiera al cambio o avance de efectivo (Y me detengo acá para explicar esto:
En Venezuela el dinero en efectivo es un negocio ¿Como? Pues los cajeros tienen un limite de efectivo por día y todo eso, normal todo pero la inflación bueno, no es una inflación muy amigable entonces una lata de Coca Cola puede costar 50.000bsF y el ATM solo permite 15.000bsF por día. Unan los puntos ustedes mismos. Por día alguien puede necesitar mucho efectivo ya que ademas, los puntos de venta son otro negocio ¿Como? esa lata de Coca Cola cuenta 50.000bsF si tienes el dinero en efectivo, pero cuesta 90.000bsF si vas a pagar con punto de venta-tarjeta de cualquier tipo. Ahora que sabemos esto, pasamos al lado turbio y quizá esto sea polémico, el "Avance de efectivo": Algunas personas con puntos de venta como negocios o simplemente alguien con el punto de venta y un saco de dinero en su auto (literalmente), tu pasas tu tarjeta por el punto de venta y esa persona te da el efectivo ¿Suena fácil, no? Lo es, lo es porque tienes que pagar la comisión que puede ser desde 20% hasta 140%. Sí, tienes que pagar por tener tu propio dinero en efectivo. Esto es en un mercado negro, solo lo hacen personas en lados ocultos y esta "penado" por la ley. Lastima que ciertos países somos tierra de nadie. Me disculpo por este break en mi historia pero ¡El contexto es necesario!)
Sin efectivo, sin pasajes. Me quede en la ciudad esta navidad. - Pensé.- No era mi primera vez, a veces no hay más opciones. Solo que no podía, mi madre enfermo. Decir que corrí en hexágonos es poco comparado a como estaba esta Doncella en ese momento.
Por suerte, libré el 21 de Diciembre. ¡Chevere! Puedo irme antes. De nuevo, sin efectivo, sin pasaje. ¿Que iba hacer? Decidí dormir en el aeropuerto para estar en la lista de espera, allí podía pagar el pasaje con tarjeta de débito. Nope. No salieron vuelos, el único disponible tenia un costo de 1.200.000bsF así que no pude irme. 5am y estaba de camino al terminal de autobuses de nuevo, quizá alguna taquilla podría tener pasajes ese día. ¡Correcto! una línea de autobuses vendía pasajes para el 22 en la noche y tenían punto de venta. Cool. Awesome. de 7:30am, una línea de unas 40 personas, mucha paciencia y muchas paginas de un libro después se hicieron las 11am cuando solo faltaban 3 personas frente a mi alguien de la línea sale con un anuncio: SE AGOTARON LOS PASAJES. Ademas de que el pasaje tenia 4 veces su precio real, se agoto.

La vida es hermosa muchachones, es hermosa. Nos empuja y nos hace pensar fuera de la caja.
Ese día llegue a casa, revise mi mochila, la única que planeaba llevar en el viaje y recordé mi plan C. Ese que cuando lo había mencionado me decían "en serio vas hacerlo?"

Autostop:

Aquí empieza la verdadera razón de esta entrada. Mi única opción fue irme en aventón, a dedo, en cola, en Autostop.
Venezuela no es el país más seguro del mundo. Para el 2016 Venezuela tuvo un total de 28.479 asesinatos violentos, tenemos ciudades que están en el top de los rankings en cuanto a violencia y delincuencia, la cantidad de desaparecidos diariamente es vertiginosamente alta. Así que sí, estaba desesperada para tomar la opción de viajar pidiéndolo a desconocidos en carreteras solitarias en épocas festivas. Estaba en pánico, asustada. Super asustada, mega asustada pero debía hacer lo que fuera necesario para llegar.
En otros casos, cruzar medio país seria una aventura de mochileros común y corriente, son riesgos que se corren y todo eso. Los admiro totalmente. Súper emocionante. Pero en este caso era neta y total necesidad.

El recorrido: 

De la ciudad de Caracas a mi punto de llegada habían 670km aproximadamente como les he mencionado. Son alrededor de 9 horas en automóvil y unos 40 min en avión. En autobús puede llegar a ser unas 18 horas por las paradas y los retrasos. En autostop calculaba unas 15 horas.

Hay varias maneras de llegar, por la ruta pasando por el centro del país, por la costa y por la cordillera. La más "corta" o transitada, es la ruta del centro pues las autopistas están allí y hay menos carreteras de dos canales. También un tema de terrenos, de inseguridad, pues la costa tiene menos ciudades. Para mi, la ruta más adecuada era la del centro porque si algo he aprendido de mi padre es que las rutas de transporte terrestre tienen una estructura básica: Ciudades para resolver problemas como estadías imprevistas, clínicas y comunicación, Paradas para re-abastecer básicos como agua o comer, Peajes que te permiten acceder a la policía o fuerza militar de ser necesario y Puestos que pueden vender cualquier cosa, artesanía, cosas locales, que funcionan como una guía para quien turistea si se pierde. Así que por el centro era mi ruta.

Debía salir de Caracas, llegar a Valencia, Pasar a Yaracuy, luego ir hasta Carora, llegar al Venado y luego llegar a Ciudad Ojeda antes de ir a Cabimas. Estaba claro para mi. Por suerte tengo buena memoria y he cruzado el país en automovil con mi padre varias veces en mi infancia. Las cosas cambian pero las carreteras y autopistas siempre tienen algo que les da personalidad.

La mochila:

¿Que llevaba conmigo?
- Almuerzo: Arroz con vegetales
- Un par de naranjas
- 1 litro de agua potable
- Un cambio de ropa (para la cena de navidad)
- Maquillaje básico
- Una carpeta con hojas blancas
- Una libreta
- Gafas de sol
- Billetera: 15.000bsF, solo una de mis tarjetas, tarjeta de metro e identificación.
- Bufanda
- Manta pequeña

La salida:

Marcaban las 5:12am cuando cerro la puerta del ascensor de mi edificio. Era oscuro, muy oscuro. Usaba unas botas deportivas, jeans, un sueter de rayas y una camiseta deportiva gris. Mi celular tenia batería, no tenia saldo (para colmo) y le avisaba a mi familia que iba saliendo para allá. Solo mi padre sabia de esto porque decirle a alguno del resto era preocuparlos.

Honestamente, viéndolo ahora par de semanas después, me siento inocente porque cuando llegue al metro decidí ir de nuevo al terminal de autobuses. Quizá hoy si consiga que me vendan un pasaje - Pensé inocentemente- pero no paso, en el Terminal de La Bandera uno puede morirse y nadie te ayudará, a nadie le importa nada y no hay humanidad en esos pasillos pero no paso nada. Salí del terminal a las 6:10am rumbo a retomar el plan de llegar a casa. Todo iba a estar bien. Lo sabia.
Fuente: laradiodelsur
Fuente: Canal de Noticias


En la vía:

Estaba nerviosa cuando saque el primer cartel, "Carora" decía. Decidí intentarlo, estaba en la autopista Francisco Fajardo que permite salir de la ciudad básicamente. Pero era muy ambicioso, aún así, freno un chevete que parecía funcionar mal de los frenos pero estaba limpio, de color verde. Se asomo un tipo con gafas de sol y yo fui corriendo.

Primer aventón:

Eran 3 chicos de unos 29 años en promedio que se dirigían a la playa, eso dijeron. Iban a pasar buscando a alguien más y luego, fiesta de 23 de Diciembre porque uno de ellos se iba del país el 28. Todos muy amables, me invitaron un sándwich y me dijeron "vente con nosotros a la playa". Ellos no podían llevarme muy lejos, pero su amabilidad basto para que el primer aventón de la ruta me recordara algo: Habían personas buenas y yo iba a encontrarlas en mi camino.
Me dejaron en Hoyo de la puerta, en una alcabala policial donde esta el letrero que da la bienvenida/despedida al municipio.
Fuente: @cgoyobarrientos

Segundo aventón:

En Hoyo de la Puerta decidí usar un cartel que decía "Valencia". Una señora que estaba sentada en una mesita donde alquilaba celulares y vendía cigarrillos me tomo una foto, riendo. Supongo que no es norma ver una chica bajita sosteniendo un cartel y sacando el pulgar a los autos de la vía. También me reí y me imagine lo cómico que debía verme con mi mochila de los simpsons y el cartel.
Algo así. también me habría reído de esa imagen.

No tarde más de 10 minutos cuando un camión 350 Plataforma freno. Al principio dude, pensé que había frenado para comprarle a la señora de la mesita pero me acerque humildemente y me abrió la puerta. "¿A donde vas?" pregunto.
Esto es un camión 350 plataforma
Era un señor de unos 50 años con poco cabello, gordito y una camiseta de una cooperativa, su carnet colgaba del espejo retrovisor y llevaba artículos de mujer en el asiento. Zapatos nuevos, bolsas de regalo, algunos juguetes. Roberto era su nombre. Transportaba fresas desde Trujillo hasta un mercado en Carupano. Venia de regreso y paso por el mercado de Coche para comprar regalos a su familia.
"Decidí frenar porque nadie hace esto ya, solo que tengan una necesidad" me respondió cuando le pregunte su motivo para parar.
El señor Roberto me contó sobre sus hijas, sobre como funcionaba la maquina para lavar zanahorias y sobre la calma que había en su pueblo aun en tiempos de crisis. Sobre la seguridad que había y que no tenían ladrones pues todos se ayudaban. Lo cómico del señor Roberto fue que su pueblo quedaba justo a 20 minutos de un pueblo donde pase unas vacaciones en mi infancia y resulto ser amigo de la mejor amiga de mi madre. El mundo es pequeño.
Hicimos una parada en una gasolinera y este aventón me llevo a Valencia. Ya estaba fuera de Caracas y por suerte, casi fuera de Carabobo también pues me quede en el mercado mayorista de Valencia. Un lugar llamado "zona roja" por su peligro según me enteré después.


Tercer Aventón:

En frente del mercado mayorista pase unos 6 minutos. Sostenía un letrero que decía "Yaracuy" y camine unos 3 metros de espaldas, el proceso era mostrar el dedo y luego señalar el cartelito cuando iban más cerca los automóviles.
Como había imaginado, la autopista estaba siendo transitada por muchos vehículos de distintos tipos, particulares, autobuses, camiones de carga principalmente al estar casi enfrente del mercado mayorista de Valencia.
Eran las 11:09am cuando el señor Montaña, de unos 60 años provenía de Valencia, de llevar una carga de vegetales desde Valera. Cuando abrí la puerta, dude (más) porque el asiento se veía descuidado, habían piezas de motor en el suelo del camión y vegetales tirados por el lugar. Tuve que quitar una caja con lechugas cuando me sente.
" Mira niña, yo voy más allá de Yaracuy pero te llevo para que no te quedes allí" Dijo. Le pregunte hasta donde llegaba y cuando dijo Valera, me atreví a decirle que iba al Zulia. Esto pareció causarle gracia y dijo " Hay que estar loca o muy urgida para hacer un viaje así". Solo pude decirle que contaba con la buena voluntad del universo. Esto le dio risa también.
Este aventón me causo pánico, pues el señor Montaña resulto ser muy explicito con su lenguaje y su expresividad. Pero cuando colgué una llamada el me pregunto si yo tenia algo que ver con "El viejo Finol", mi padre es llamado así por sus colegas camioneros. Cuando decidió sacar su celular no imagine que fuese a llamar a mi padre, tenia su numero, lo conocía, habían compartido paradas. Como les digo, el mundo es pequeño.

El camión era un Volvo remolquero bastante descuidado, blanco y con dos plataformas vacías.
Algo así.
Para alguien de mi estatura, subirse a estos camiones no es fácil.
Salimos de Carabobo, pasamos Yaracuy, pasamos Lara. Pude ver el santuario de la Virgen de la Pastora ya que estaba en la ruta y también, después de dos paradas y muchas insistencias acepte una arepa de chicharrón que el señor Montaña me invito. "La hija de Finol es como mi hija también" decía. Fue muy cómico aunque el estrés no disminuía, es decir, el señor me daba miedo igual siendo honesta.
Yaracuy es hermoso.
Fuente: mppt

Cuarto aventón:

A las 2:34pm estaba en Sabaneta. Una parada muy conocida y básica en las rutas de autobuses expreso, esta cerca de sabana de arenales, otra parada muy popular para los que viven en las vías. En ambos estuve. Me despedí en Sabaneta del señor Montaña, el se desviaba en este punto a la zona andina y yo debía ir al occidente.
En Sabaneta compre un dulce y pude almorzar. Solo tenia 15.000bsF en efectivo así que solo podía gastar con mi tarjeta de débito lo estrictamente necesario y en este punto, me dormiría si no comía azúcar o algo así. Ya me habia quedado sin agua dos veces pero en la parada anterior había conseguido que me regalarán agua potable, en este punto ya estaba casi sin agua de nuevo pero podía resistir un poco más.
Estuve unos 3 minutos en la vía. Unos vendedores de café se burlarón de mi letrero, "eso no se lee!" dijeron y honestamente creo que tenían razón hahaha, mi letra es espantosa pero aún así, mi tercer aventón lo entendió. El letrero decía "Carora" y la señora Carolina me llevo hasta Carora.
La señora Carolina tenia 47 años y viajaba con su perro "Puchi" a visitar a su sobrina para llevarle un regalo de navidad, un carrito de madera que había hecho su esposo. Vivía cerca de la parada de Sabaneta, tenia una camioneta chevrolet 2006 azul. Bastante cuidada y limpia, me sorprendió que una mujer sola me frenara.

" De algo me voy a morir, si es por ayudar a alguien que sea lo que dios quiera." respondió cuando le pregunte porque había frenado. Su perro era adorable, amoroso como un cachorro a pesar de ser viejito. También me regalo un jugo de tamarindo que "había hecho aunque su esposo le peleara" dijo.
Con la señora Carolina estuve un tramo corto, en 40 minutos ya estaba en Carora con todas las bendiciones religiosas que esa señora pudo darme. Espero adorable señora.

Quinto aventón: 

Eran las 3:50pm cuando estaba en Carora, sosteniendo el letrero que decía "El Venado". Aquí estaba con el tiempo apretado, no quería que oscureciera y no quería tardar más en el camino. Pase unos 10 minutos antes de que frenara Andrés y su cuñado. Dos autos, un Fiat uno bastante deteriorado, (no tengo idea de como funcionaba!) y un chevrolet cavalier. Ambos iban al Zulia, venían de camino después de haber comprado esos autos en Caracas.
Referencia

Con ellos llegue hasta Puricaure, pues entraron en una cola para re-abastecer gasoil que seguramente tomaría unas 3 horas y ya saben, yo no podía perder tiempo.

Sexto aventón: 

Así que a las 4:55pm estaba en Puricaure, solo pude re-abastecerme de agua, usar el baño en esa estación de servicios y comer una naranja. Estuve unos 5 minutos antes de que Antonio, un chico de unos 27 años que llevaba un jeep con un trailer donde llevaba su caballo frenara. Antonio vivía allí en Puricaure y viajaba al Venado a una hacienda.
Tenia que usar esta imagen, omg hahaha Algo así

"Si no te paraba, ibas agarrar la noche allí" me dijo cuando le pregunte porqué freno.
Antonio no quería viajar solo en el tramo de Puricaure-Venado pues esta zona es conocida por los atracos que realizan las bandas armadas de motorizados donde roban y matan a los chóferes por quitarles los vehículos y las cargas. En efecto, dos de estas bandas nos siguieron y una barricada estaba puesta en el camino para que los autos frenaran en mitad de la nada.
La via no tiene rayas blancas, no hay luces de ningún tipo, la vegetación crece sin control, es casi una carretera en lugar de una autopista pero yo bromeaba con que "la buena voluntad que tuvo de llevarme se iba a regresar dejándolo llegar a salvo". No nos paso nada, Antonio conducía muy bien y "buena suerte" (su caballo) también llego bien a la parada del Venado.

Séptimo aventón: 

9pm, estaba muy cerca pero era de noche, no tenia muchas opciones. No planeaba pararme en la autopista de nuevo ¿Quien iba a leer un letrero de una persona en la calle en plena noche en un sector rural? ¡Una locura! Estaba super cansada, tenia sueño. Hambre y más cansancio. Cuando estaba pensando que hacer, literalmente en la acera junto al letrero de "Los Pinos, areperia, quesos, lacteos, parador turístico" revisaba mis carteles y pensaba que hacer cuando freno un camión pequeño, no pude ver bien el modelo. Un chico de unos 29 años me saludo "¿Necesitas ayuda?" me pregunto, yo le pregunte a donde iba y si podía llevarme obviamente.
Así a las 9:06pm estaba subiendo a un camión de encomiendas que iba en dirección a Maracaibo con Enyerson. Enyerson tenia las manos cubiertas de grasa, la ropa super sucia y el asiento tenia cajas y bolsas negras. Llevaba envíos de emergencia a la capital del Zulia y se había quedado accidentado en esa parada. Tuvo que cambiar el arranque y perdido 4 horas allí, iba con retraso y venia desde Lara.
Me contaba sobre sus hijas, una de 5 y una de 3. Sobre su novia que se había ido a Curazao a trabajar en un restaurante y de como planeaba viajar el 24 para llegar a casa con sus hijas en navidad. Casi no hablaba con el, en este punto había colapsado. Me sentía muy mal, estaba a punto de vomitar por todo el estrés del día pero le explique como llegar más rápido a una dirección y le recomendé un lugar para dormir en Maracaibo.

Al fín en casa:

A las 10:48pm llegue a la Costa Oriental del Lago, estación PalmaZuliana específicamente. Mi padre me espero allí y apenas vio el camión de envíos, hizo señas que Enyerson entendió mucho antes que yo para frenar. Se dieron las manos, Enyerson me agradeció por haberlo ayudado a re-abastecer gasoil, pues me toco hacer relaciones publicas con el empleado para que nos atendiera aun cuando estaba cerrada la estación.

  • Lo Feo:

Fue horrible no poder ser honesta del todo con todos los que me ayudaron. No di ninguna dirección, no di numero de teléfono, no compartí datos de ubicación en general.

  • Lo malo:

La inseguridad en general. Por muchas cosas que evite, siempre estaba el riesgo de que me sucediera algo y tenia pánico. Por eso llegue mal, mal a mi ultima parada.

  • Lo bueno:

Venezuela es hermoso, hay gente genial y todo salio bien. Sabia que todo estaría bien pero eso no quita los nervios. Mucha gente me apoyo, algunos amigos estuvieron muy atentos a mi estatus. Ese apoyo me ayudo a seguir hasta el destino.

En conclusión el viaje como pudieron ver, fue una travesía que no sé si vuelva a repetir pero no me arrepiento porque pude llegar a casa con mi familia.
Ahora mismo muchas personas me han criticado, me han insultado. Creo que sus "no aprecias tu vida" no tienen fundamentos cuando no saben los motivos para hacer este tipo de aventuras. A veces hay que escoger.
Antes de irme, tuve la oportunidad de ver Coco. La película. Hay un mensaje que entra perfectamente en esto y es:
Lo más importante es la familia. 

You Might Also Like

0 comentarios

Es genial que te animes a comentar
¡Gracias!